h1

EL VISTO BUENO LABORAL EN ECUADOR

julio 21, 2010

SOLICITADO POR EL EMPLEADOR

El visto bueno es una de las formas de dar por terminada la relación laboral de manera unilateral. Es un trámite administrativo que se realiza con el patrocinio de un abogado, ante el Inspector del Trabajo, fundamentándose en las causales que menciona el art. 172 del Código del Trabajo.

TRÁMITE:

Lo solicita con patrocinio de un abogado, de igual manera que una demanda, es decir debe cumplir con requisitos legales y formales. Debe existir un fundamento legal es decir una de las causales mencionadas en el art. 172 del Código del Trabajo.

Con el fin de justificar la personería, se debe interponer a esta solicitud, lo siguiente:

–      Solicitud por escrito por triplicado.

–      Certificado de aportaciones al IESS

–      Copia de cédula de identidad y papeleta de votación.

–      RUC

–      Nombramiento legal si se trata de persona Jurídico.

–      Copia del contrato de trabajo legalizado. (opcional)

–      Si se va a solicitar suspensión de relaciones laborales, un cheque certificado o dinero en efectivo por el valor de una remuneración.

Posteriormente el Inspector de Trabajo notificará al trabajador, concediéndole dos días para que conteste de igual forma con patrocinio de un abogado.

Con o sin contestación, el inspector fijará una audiencia en donde recibirá las pruebas que verifiquen las imputaciones. Al tercer día concederá o negará el visto bueno.

Puede ser impugnado ante el Juez de trabajo.

SOLICITADO POR EL TRABAJADOR

El trabajador también puede recurrir a este trámite, en base a lo que dispone el art. 173 del mismo Código, en caso de ser concedido tendrá derecho a la indemnización por despido intempestivo.

TRÁMITE

–      Solicitud por escrito por triplicado. Con patrocinio de un abogado.

–      Copia de cédula de identidad y papeleta de votación.

El procedimiento es el mismo que cuando es solicitado por el empleador.

h1

La Prueba Electrónica (Despido o Renuncia por email)

julio 18, 2010

LA PRUEBA ELECTRONICA

Los avances tecnológicos que ha dado la humanidad en los últimos cincuenta años, han sido en medidas descomunales. Si bien, esto ha mejorado la calidad informática, comunicativa, y porque no decirlo, la  vida en general de las personas; de igual forma, la tecnología  ha dado pautas para que las personas tomen un provecho delictivo, mediante el uso de  las opciones tecnológicas que ahora nos rodean. Actualmente estamos tan involucrados con la tecnología, que para la  mayoría de la sociedad activa, es nuestro medio de trabajo, un medio social, comercial, comunicativo principalmente, por lo que es fundamental, que este medio sea considerado un principalísimo elemento probatorio de los problemas o delitos que se llegaren dar por medio de la comunidad electrónica.

En base a nuestra legislación, podemos considerar prueba electrónica a todos  los mensajes de datos, firmas electrónicas, documentos electrónicos  sean estos nacionales o extranjeros; siempre que estos sean emitidos de acuerdo a la Ley de Comercio Electrónico.  La valoración de la prueba electrónica se la hará de acuerdo a lo que dispone el Código de Procedimiento Civil.  Como es lógico de análisis la prueba electrónica en su gran mayoría es considerada prueba material o documental, por lo que siempre se tendrá en cuenta la fiabilidad y seguridad de los medios con los cuales se la envió, recibió, verificó, almacenó o comprobó. Y de ser necesario se contará con la participación de peritos en el área.

La base legal que dio la fundamentación para la validez de esta documentación electrónica se encuentra establecida en el art. 2 de la Ley de Comercio Electrónico, y la forma en que está prueba debe ser adjunta a un proceso judicial, se encuentra detallada en el art, 54 de la misma Ley.

Aunque  se ha hablado todo el tiempo de prueba electrónica, el término correcto que debemos emplear es prueba informática, dentro de esta existe la siguiente clasificación: evidencia digital y evidencia electrónica. La primera se define como cualquier mensaje de datos, almacenado y transmitido por un aparato electrónico. En cambio la prueba electrónica es en sí el aparato electrónico.

Considero que en un futuro inmediato el medio principal probatorio será la prueba digital, como la prueba electrónica, pues nos encontramos en un constante uso tecnológico, no solo del internet, sino también de celulares, cajeros automáticos,  etc., lo que, como ya lo dije, predominará nuestras relaciones laborales, contractuales, mercantiles, y sociales en general, dándose pautas al desarrollo de controversias como de delitos, los cuales desencadenaran en procesos judiciales, por lo que nuestra legislación deberá cada día actualizarse y ser más especifica en cuanto la práctica de este tipo de pruebas.